Football actually. Los corners de Madison. El partido de Noa…

Posted on 8 julio, 2014

0


[Arturo Camacho]

Sabes si algo te gusta mucho cuando eres capaz de explicar cualquier aspecto de la vida a través de esa materia. Los X-Men, la física,la discografía de un grupo, o hasta Bola de Dragón he llegado a escuchar. A mí me pasa con el fútbol. Cuéntame cualquier historia que podría traducirla a fútbol. En este caso, intentamos lo contrario. Os dejamos aquí las sinopsis de algunas de las películas de este verano.

 “Compuesto y sin equipo”

La pareja ideal. Toda la vida juntos, y felices. Cada año, si cabe, mejor que el anterior. Hasta que a él le da por pensar. Y se da cuenta de que todavía es joven. Que con su pareja actual ya ha hecho todo lo que tenía que hacer y la relación está estancada. Cariño tenemos que hablar. No eres tú, soy yo. Quiero vivir otras cosas. Se acabó. El problema es que entre que se deciden, venden la casa, cierran las cuentas… el tiempo va pasando. Y justo cuando ahora el Barca ha empezado una nueva relación, Valdés se ve solo en los bares, dándose cuenta que no estaba tan mal, y tampoco era tanto lo que se perdía.

“El (en)fado de la portuguesa”

Para ella siempre había sido el niño de sus ojos. Insustituible en su corazón. Pero el tiempo ha ido pasado, y un día ella se echa una nueva amiga portuguesa que empieza a comerle la cabeza. Con la amiga portuguesa la cosa acaba mal, pero el runrún en lugar de desaparece va a más. Y como él, fruto de la comodidad que da una pareja de tantos años de relación, se había relajado, ella pone sus ojos en uno de sus amigos. Un tío muy majo que le presentó la portuguesa. Y poco a poco le va dando cancha. El novio está tranquilo. Es imposible que pierda su lugar. Pero entre cines, cafés y confidencias, ella misma empieza a dudar sobre a quién quiere más. Su grupo de amigas y familiares están divididos, y ella debe tomar una decisión, el triangulo no da para más. Ellos, Casillas y Diego López, se han plantado, o uno u otro. Un romance que acabará en drama seguro. O el Real Madrid tira por la calle de en medio y no se queda con ninguno, o se quede con quién se quede el runrún será para siempre, y cuando la cosa no funcione, ella, sus amigos y su familia se acordarán del que dejaron marchar.

“Papa, ¿por qué siempre somos dama de honor?”

Siempre la misma historia. Ella, despechada, busca un novio con el que olvidar al ex que la dejo tirada. Y comienza a salir con un chico nuevo. La cosa funciona. Ella se entrega por entero, le regala su vida. Sus amigos y familia están encantados con él. Hasta tal punto que el delantero de turno se lo termina de creer, y pronto, la idea de que esa relación se le queda pequeña comienza a rondarle la cabeza. Y lo que parecía que acabaría en boda, termina siempre igual. Un Atlético de Madrid con un hueco en la delantera, y un gran vacío en el corazón.

“My boy”

Desde el colegio juntos. Cuando acaba el instituto él se marcha a Londres a seguir estudiando. Mantienen el contacto en la distancia y la relación se idealiza. Mientras, él comienza a salir una chica de allí, que se entrega a la relación totalmente. La cosa funciona pero él siempre tiene un ojo puesto en aquella chica que dejó en su ciudad. Además, ella le sigue escribiendo mensajitos por su cumpleaños y Navidad. Pasa el tiempo y la frecuencia de los mensajes aumenta. Cuando de vez en cuando él vuelve a visitar a su familia, siempre quedan. La novia de Londres se lo huele. Y llega el día en el que se hace oficial. Ambos deciden retomar lo que dejaron al acabar el instituto. Los primeros meses son geniales, pero poco a poco se van dando cuenta que ya no es lo mismo, y que ambos han cambiado. Además, él no termina de encajar en la familia de ella. El propio compromiso que habían adquirido les pesa mucho y alarga la agonía, pero cuando la cosa se vuelve insostenible deciden poner punto y final, con el dolor que supone ver romperse una pareja en la que a priori ambos estaban hechos el uno para el otro. El Barca se ha fijado en un croata y pronto se olvidará de él. Cesc por su parte, riza el rizo, y vuelve a Londres para enrollarse con la mejor a amiga de su novia de allí. Pero eso es otra historia.

“Ni contigo ni sin mi”

Aunque al principio hubo dudas, ahora ambos sienten que son el uno para el otro. Pero claro, el problema es que él es muy joven, y aunque piensa que está preparado para una relación seria, ella no se atreve. Sus caminos se separaran. La idea es darse un tiempo y reencontrarse en el futuro. El problema es que ella tampoco quiere que se vaya muy lejos, no vaya a ser que en lugar de tener un par de aventuras, Morata se enamore, y entonces el Real Madrid lo haya perdido para siempre.

“Amor de verano 7”

Cada año la misma historia. Como Danny y Sandy. Llega el verano y chica nueva. “Va a ser ella. Seguro que es ella”. Pero tiene novio, y además vive en otra ciudad. Él la va encandilando, prometiéndole felicidad, seguridad, diciéndole que es única… Ella tiene dudas, sabe ante qué tipo de hombre está. Además irse con él la obligaría a dejar a su familia y a su pareja de toda la vida. Pero su gran atractivo termina por seducirla y decide marcharse con él. El verano acaba, comienza el día a día y la cosa no funciona. Y no es por ella, eso está claro. Cuando al Real Madrid le pasa lo mismo cada verano, significa que el problema lo tiene él. Y lo peor es que los Sahin, Illarramendi, Canales, y ahora Kroos, se quedan compuestos y sin novia.

Anuncios
Posted in: FÚTBOL